ddddddd“No sé lo que quiero y no pararé hasta conseguirlo.”

dddddd

martes, 19 de noviembre de 2013

De cuando era fácil.

Todo era tan fácil. No sé. Cuando nuestra mayor preocupación era soñar con el futuro en el que ahora estamos y que muy poco tiene que ver. No sé. Cuando podías presentarte en la casa de tu mejor amigo sin avisar, sin concertar una cita previa con semanas de antelación. No había que sacar hueco, ese hueco simplemente estaba, siempre. Y pasabas la tarde, el día, la noche entera allí, sin dejar de reír, hablándolo todo, riendo, a carcajadas, hasta que te dolían los pulmones del poco aire que tenían, pero te daba igual, eras feliz. Ahora esas risas hay que dosificarlas en míseros cafés que se enfrían de vez en cuando, y en promesas de "a ver si no pasa tanto tiempo sin vernos para la próxima" pero pasa, el tiempo siempre pasa, sin ver a tanta gente. No sé. Cuando pasabais la tarde tirados en la cama, sin pensar en nada, contándooslo todo, sin secretos, era imposible. Y ahora, creo que tengo más secretos que nunca, y no quiero compartirlos, ni puedo. No sé. Cuando esa persona y tú eráis kamikazes, y dados de la mano os estrellabais con cualquier muro, y seguíais riendo, como locos, que lo estabais. La cordura aparece con los años, creo, yo todavía no la tengo, o no mucha, espero. No sé. Todo era tan fácil. No sé. Cómo destiñe la amistad con el paso de los años. Sobre todo las mejores. Ya no significan lo mismo, ya no tienen el mismo peso, ya no quieres con tanta locura, y es que has crecido. No sé. Yo sigo siendo Peter Pan. O intentándolo.