ddddddd“No sé lo que quiero y no pararé hasta conseguirlo.”

dddddd

lunes, 9 de julio de 2012

Amor de invierno.

Seguramente hayáis oído hablar de los amores de verano, esos que tienen el sonido de las olas del mar como banda sonora, y todo el océano a sus pies, esos que son tan cálidos por dentro como el sol que alumbra cada uno de los días de vuestra historia, esos amores tan breves que recuerdas de por vida, esos que tienen color azul celeste como el cielo despejado, o el reflejo de ese cielo en vuestro lago privado.

Pero lo que no sabéis es que existen amores de invierno, y lo que no imagináis es que estos son los mejores. Los colores del invierno son negros y grises, como los edificios y las calles de la ciudad a la que estás atado. El invierno es frío, es lluvia, viento y nieve, es granizado, es hielo, es caras largas, charcos y aguacero. El invierno es melancolía, nostalgia y tristeza. Pero. ¿Sabéis por qué los amores de invierno son mejores? Porque transforman todo lo anterior en verde, en azul cielo. Porque transforman todo lo anterior en calor, en rayos de sol, en color, porque derriten el hielo, el granizado, la nieve, la lluvia e incluso el viento.

Los amores de invierno son mejores porque no tienes que recordarlos, tienes que vivirlos eternamente.

Los amores de invierno son mejores porque, mientras fuera el mundo se transforma en truenos y relámpagos, por dentro ardes con un calor tan intenso que tus ojos se vuelven arcoiris.

4 comentarios:

Virginia García dijo...

Vengahastaluego. Artista!

Anónimo dijo...

Quiero un amor de invierno.

Anónimo dijo...

(Soy A. :D)

anna dijo...

Que cosa más BONITA. Te doy la enhorabuena por la entrada!